¿Qué es un azulejo rectificado?

¿Qué es la baldosa rectificada y por qué es importante para una instalación?

Supongamos que estamos indecisos sobre la elección de dos azulejos de cerámica rectificada o porcelana los cuales se semejan. Una de las baldosas está rectificada y la otra no. ¿Qué baldosa elegir? Analizando qué es un azulejo rectificado y por qué es importante para su instalación seguro que la elección queda más clara.

¿Qué es un azulejo rectificado?

Es posible que hayas oído hablar de azulejos y baldosas de porcelana rectificados. Aunque el término «rectificado» puede ser confuso, se refiere simplemente a una baldosa cuyos bordes han sido rectificados o aserrados después de la cocción. Se realiza para que el tamaño total de la baldosa sea más preciso o exacto y que encaje mejor con el resto de las baldosas.

Los azulejos de marca suelen ser de porcelana rectificada, lo que significa que han sido cortados durante el proceso de fabricación para cumplir con los requisitos exactos de tamaño.

La rectificación se produce después de la elaboración de los azulejos. Esto se debe a que tanto para los azulejos y baldosas de porcelana como para los de cerámica, el proceso puede crear hasta un 1,5% de variación en el tamaño.  Esto es normal y se tiene en cuenta durante el proceso de fabricación e instalación de los azulejos.

Al aserrar, mecanizar o rectificar con precisión los azulejos después de la cocción, el fabricante intenta minimizar (o rectificar) las variaciones de tamaño de una baldosa a otra.

Las dos imágenes de abajo muestran una vista de cerca de gres rectificado (es decir, «normal») donde se pueden ver las variaciones en los bordes en una baldosa rectificada

Primer plano de un borde de azulejos sin tratar.

Estas son las primeras imágenes de los azulejos rectificados. En la imagen de abajo, observamos lo limpios, precisos y exactos que se ven los bordes. Se aprecia también la parte posterior de la baldosa y ver dónde ha sido cortada y/o molida mecánicamente después de la cocción de la baldosa. El suelo rectificado se basa principalmente, en juntar estas baldosas pulidas y lisas entre ellas para así obtener mejor resultados.

Imagen de un azulejo rectificado, caracterizado por lo limpio, preciso y exacto que se ve el borde.

¿Qué se considera como rectificado?

La rectificación se considera un tratamiento de bordes en azulejos y baldosas. Debido a que el aserrado se realiza en los bordes de la baldosa, la rectificación se considera un aserrado y pulimento, que no afecta al espesor de las baldosas. Esto, permite juntar los azulejos de forma compacta y que no haya problemas de filtración de agua y de suciedad.

Además, no mejora ni empeora un azulejo. La rectificación afecta simplemente al tipo de bordes que tiene la baldosa, lo que, a su vez, hace que la baldosa rectificada sea ideal para determinados tipos de colocación.

¿Cuándo usar azulejos rectificados?

¿Por qué azulejos rectificados? Hay principalmente dos razones para instalar una baldosa rectificada: un tamaño de azulejo o baldosa más grande (es decir, mayor de 15″ o 16″ en cualquier dirección) y la no necesidad de aplicar juntas. La línea muy delgada de lechada proporciona un aspecto casi sin huecos (especialmente si se elige un color que coincida con el del azulejo).

Cuando se colocan dos baldosas rectificadas una al lado de la otra, se empieza a apreciar lo que ese borde tan preciso, limpio y uniforme ofrece para la colocación de las baldosas.

Esta primera imagen muestra dos piezas de baldosas no rectificadas una al lado de la otra.

Las baldosas no rectificadas no encajan entre si

Gracias a las imágenes, podemos comparar la imagen de arriba con dos piezas de gres porcelánico rectificados. La exactitud de los bordes significa que se puede colocar la baldosa mucho más cerca entre sí. De ahí las líneas más finas de la lechada.

En este caso, el porcelanato rectificado no permite fugas ni filtraciones de agua

El suelo porcelánico rectificado de la imagen superior muestra la exactitud de como encajan las baldosas. Sin embargo, si esa es la inspiración de diseño que tienes en mente, definitivamente querrás seleccionar la versión de azulejos y baldosas rectificadas del estilo que mas encaje con la zona de la casa.

Ventajas de Baldosas rectificadas

Afortunadamente, este tipo de baldosas solo cuentan con ventajas en las que se destaca principalmente:

– La mayoría son azulejos de porcelana. Esta es una de las principales ventajas, ya que son fáciles de limpiar y más duraderas que otro tipo de materiales.

– Continuidad de las superficies. Al tratarse de gres porcelánico rectificado, no se necesitan juntas de colocación, lo que permite la creación de superficies continuas y sin ningún tipo de hueco. Es inviable presenciar filtraciones de agua o suciedad.

– Diversidad de material y productos. En TileFly, ofrecemos una gran variedad de acabados, entre los que se incluyen modelos imitación madera, mármol o piedra. Las baldosas rectificadas se pueden utilizar en todo tipo de ambientes.