¿Qué son las baldosas hidráulicas?

La baldosa hidráulica es una baldosa decorativa hecha de cemento pigmentado. Inventada a mediados del siglo XIX en Francia, se utilizó principalmente en el Mediterráneo, en Oriente Medio y en América Central y del Sur. La baldosas hidráulicas fue un material de transición entre la era preindustrial y la industrial; entre el procesamiento artesanal y la producción en masa.

Su uso disminuyó mucho desde los años 60 hasta comienzos del 2000; debido a la llegada de baldosas de terrazo producidas en serie y a otro tipo de materiales que le han hecho competencia. Las baldosas hidráulicas se siguen fabricando de forma tradicional, aunque con algunos avances. Estas, se siguen aplicando tanto para la restauración de edificios antiguos como para su colocación en edificios más nuevos y modernos.

Gracias a este nuevo uso, vuelven a estar de moda pero, ¿Qué son las baldosas hidráulicas? ¿De que están hechas? ¿Dónde se pusieron de moda?

Mosaicos Hidráulicos

Este tipo de mosaicos hidráulicos se fabrica con cemento pigmentado originarios de Francia del siglo XIX; siendo también muy popular en Cataluña hasta los años 70. Su proceso de fabricación se caracteriza por la utilización de moldes metálicos, denominados «trepas. A través de las trepas se aplican los colores que posteriormente se fijan a la base de cemento mediante una prensa hidráulica.

Los pavimentos y azulejos hidráulicos son uno de los tipos de pavimentos más utilizados y comunes en Barcelona; especialmente hasta los años 70 como ya hemos mencionado anteriormente. A pesar de que estos fueron olvidados durante algunas décadas, están de vuelta. La ciudad de Barcelona es probablemente una de las ciudades donde más abundan este tipo de pavimentos. Como muchos afirman, “La moda siempre vuelve” y es el caso de la venta de baldosas hidráulicas en los últimos años.

Este ejemplo de mosaico hidráulico permite ver la perspectiva de un solo azulejo y de la combinación de estos

¿Cómo están hechas las baldosas hidráulicas?

El proceso de pigmentación es bastante lento y artesanal. A pesar de que todavía se fabrican de esta manera, existen alternativas muy parecidas a la hora de fabricarlas. Además, estas nuevas alternativas resultan un poco más baratas.

Las baldosas hidráulicas de imitación son porosas, por lo que son exigentes contra las manchas. Por otra parte, las baldosas de cerámica son más fáciles de limpiar y mantener.

La popularidad de esta técnica se solapó con el movimiento modernista el “Art Nouveau” catalán. Los diseños durante este movimiento fueron más complejos y artísticos en cuanto a la cerámica hidráulica. Teniendo a grandes diseñadores como Domènech i Montaner, Josep Puig i Cadafalch o Enric Sagnier la popularidad aumento a gran escala. El famoso Antoni Gaudí también diseñó una baldosa hidráulica hexagonal especial para la Casa Batlló, pero el diseño sólo se utilizó en la Casa Milà, y después también en las aceras y pavimentos del paseo de Gràcia.

El proceso de fabricación se caracteriza por el uso de una variedad de moldes metálicos para la aplicación de colores. Posteriormente, se fijan en el cemento con el uso de una prensa hidráulica. Este proceso no requiere tratamiento térmico.

Instalación de azulejos hidráulicos en suelo de cemento

Los fabricantes preparan una pasta con agua, polvo de mármol, cemento blanco, arena y pigmentos. Una vez realizada la mezcla, vienen otras dos capas de cemento y arena, y luego se comprime todo. Debido a que los colores se fijan en el cemento hasta una profundidad de 4 a 5 mm, la decoración de las baldosas no se desvanece con los años ni con el tráfico de personas. La baldosa hidráulica de exterior, la cual está más expuesta a cambios de temperaturas y lluvias, tampoco sufre ningún tipo de daño debido a los materiales con los que está fabricado.

La fabricación de losas hidráulicas y de diseños complicados requiere mucho tiempo y, por lo tanto, es costosa. Además, las baldosas hidráulicas requieren un almacenamiento de hasta 6 meses para completar el proceso de secado e hidratación del cemento. Una vez instalado, el suelo no se puede pisar durante varios días y requiere un mantenimiento regular para lucirlo en un estado óptimo. Las baldosas hidráulicas son resistentes en muchos aspectos, pero se debe tener precaución con las manchas de productos químicos. El proceso de fabricación de las baldosas hidráulicas hace que sean vulnerables a este tipo de manchas.

 

¿Por qué se llaman hidráulicas?

El por qué por qué las baldosas se llaman «hidráulicas” no se sabe con total certeza. Según algunos expertos, se refiere al uso de la prensa hidráulica. Por otra parte, según otras teorías se refiere al fenómeno de la hidratación del cemento. Ambos podrían ser correctos. El prensado se hacía originalmente con prensas de tornillo; mientras que el mecanismo de hidratación del cemento no era muy conocido en ese momento.

fotografía de un suelo hidráulico en salón comedor

¿Por qué comprar Baldosas Hidráulicas?

Son muchas las razones por las que instalar baldosas hidráulicas.

– La calidad de fabricación. Como hemos mencionado, uno de sus puntos fuertes es la fabricación artesanal y detallada de estas baldosas. La baja y lenta cocción hacen de estas baldosas un pavimento único para el hogar

– Su valor cultural. Estas baldosas son capaces de recrear otras épocas. Dan un toque clásico y vintage a ciertas partes de la casa y permiten situarte en otro siglo; como, por ejemplo, en la época del renacimiento italiano.

– Jugar con la creatividad. Este tipo de suelos no solo son particulares por su calidad, sino también por la creatividad. Jugar con los diferentes colores y espacios te trasladará a un mundo donde la creatividad será tu mejor arma.

– Aporta valor a tu hogar. Si has instalado azulejos hidráulicos en tu casa, posiblemente se haya revalorizado. Cualquier suelo de calidad es un plus para la revalorización de un hogar, y las baldosas hidráulicas destacan por ello.

 

Si estás buscando un suelo hidráulico de cocina con este tipo de colores y aspecto, TileFly cuenta con una selección exclusiva de baldosas hidráulicas para todos los gustos. Encuentra desde tamaños concretos hasta los colores más de moda del mercado.